Valle de Escuaín-ruta de las ermitas de Tella y miradores de Revilla

Este sábado hemos venido a conocer el valle menos visitado del "Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido": El valle de Escuaín

Empezamos el día de turismo en el pintoresco pueblo de Tella, situado en los mismos límites del Parque Nacional. 

Desde el pueblo sale un corto sendero de una hora de duración, que te conduce por un bonito camino a través de 3 ermitas. 
Este sendero es apropiado para venir con niños puesto que es muy sencillo y cortito.
El camino comienza junto a la iglesia del pueblo, está indicado y no hay pérdida.

Las ermitas tienen las puertas abiertas para poder entrar a ver su interior:

Durante la edad Media llegó a haber hasta 7 ermitas en este pueblo
de las cuales solo quedan estas 3:

Ermita de San Juan y Pablo(siglo XI) ermita románica con casi un milenio de antigüedad. 
Situado en un emplazamiento impresionante:







Ermita de Fajanillas, la ermita más moderna de las 3:






Ermita de la Virgen de la Peña (Siglo XII)







Desde esta ermita hay unas vistas preciosas hacia la Peña Montañesa (2295mt):


El Castillo Mayor (2018 mt) lo vemos en todo momento, y siempre mostrándonos su infranqueable cara norte:


Para regresar al pueblo se toma un sendero muy acondicionado para terminar esta corta pero bonita ruta circular:


El campo está lleno de mariposas, algunas de ellas muy presumidas y fotogénicas:




Como esta ruta es tan corta, se puede visitar en Tella el museo del Oso de las Cavernas.
Desde este museo situado junto a la Oficina de Información, se pueden comprar por 10€ las entradas para hacer una visita guiada a la "Cueva del Oso"
Esta cavidad muy cercana al pueblo, fue el último lugar donde habitaron los Osos de las Cavernas, un antepasado del Oso Pardo, pero que eran el doble de grandes.

Se puede completar la mañana visitando el Dolmen de Tella, una construcción Megalítica situada en las cercanías de la cueva del Oso, junto a la carretera.




Para seguir con nuestro día de turismo, nos acercamos a la localidad de Revilla, un pequeño pueblo situado junto a un enorme cañon: Las Gargantas de Escuaín

Aparcamos el coche 100 mt antes del pueblo, en una explanada situada en una curva muy cerrada. 



Los grandes paneles informativos nos conducen por un corto recorrido llamado: "La ruta de los miradores de Revilla"





Este recorrido sigue una faja que hay sobre el río Yaga, y termina en un mirador colgado con vistas hacia el barranco de Angonés, 



















La ruta es muy corta ya que en 30 minutos llegas a los 3 miradores que se asoman sobre el profundo cañón de Escuaín. Como se puede ver, los miradores están a tope de gente:



Se puede alargar la ruta un poco haciendo una ruta circular.
Para ello, muy cerca del tercer mirador hay que tomar un cruce con un camino ascendente y una señal que indica: Revilla.

De esta forma vuelves al parking por la parte alta de la ladera, disfrutando de unas vistas "de postal"



Estamos muy cerca del objetivo para mañana: la ascensión al Castillo Mayor:



El camino termina en la parte alta del pueblo, junto a la iglesia de Revilla.
Ya solo falta visitar el pueblo que merece mucho la pena, y bajar hasta el coche.

Esto es todo: a sido un bonito día de turismo, bien aprovechado y apto para todas las edades.


Entradas relacionadas









Comentarios

Entradas populares de este blog

Las mejores rutas de Huesca-Faja de las Flores

Escalada deportiva en Montserrat: Collbato sector ELS GRAUS

Ascensiones fáciles en el Pirineo, Pico Mondoto